Junio: Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad

¿Sabías que en junio se celebra en todo el mundo el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad? Esta es una iniciativa organizada por el American Fertility Association (AFA).

Cuidar de nuestra fertilidad se ha vuelto uno de los mayores desafíos de la vida moderna. ¿Por qué? Al igual que la diabetes o la obesidad, la infertilidad es una enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad que afecta a aproximadamente 50 millones de personas en todo el mundo.

El 40% de los casos de infertilidad tiene su origen en la mujer, otro 40% es causado por el hombre, y el resto son por causas mixtas o sin causa aparente, es decir, aquellos para los cuales no hay un diagnóstico definitivo.

La fertilidad de la especie humana, debido a una serie de factores genéticos y sociales, tiene un porcentaje de éxito que no supera el 20% de probabilidad de lograr un embarazo por ciclo menstrual. 

Este porcentaje disminuye progresivamente a medida que la mujer va envejeciendo. Es por ello que la ovodonación se ha convertido en uno de los símbolos máximos de la lucha contra la infertilidad, porque permite a cualquier mujer, de cualquier edad, lograr su sueño de ser madre. Además, constituye un acto de generosidad por parte de las donantes de óvulos.

En la actualidad, un importante número de mujeres han priorizado los estudios, el desarrollo profesional, y económico sobre su deseo de ser madres. La edad promedio de las madres primerizas ya pasa de los 30 años.

¿Conocés la relación entre la fertilidad femenina y la edad de la mujer? Acá podés informarte al respecto.

Por supuesto, no está mal empezar a buscar un hijo a esa edad. Solo hay que tener en cuenta que probablemente tome un poco más de tiempo conseguir un embarazo. También es bueno informarse, y saber que hay muchas cosas que podés hacer para cuidar de tu futuro reproductivo. ¡Seguí leyendo para averiguarlo!

¿Qué es lo primero que necesitás saber si querés cuidar de tu fertilidad? Es importantísimo saber que tu mayor período de fertilidad es el que va desde los 20 hasta los 30 años. A partir de la tercera década de tu vida, bajará levemente.

Cuando alcances los 35, el descenso de tu fertilidad es considerable. No solo tendrás menos óvulos, también estos serán de peor calidad, disminuyendo las probabilidades de que logres un embarazo, y aumentando las posibilidades de que tu bebé nazca con algún desorden cromosómico.

¿Qué puedo hacer para cuidar de mi fertilidad?

Aprovechá este mes para informarte sobre la infertilidad y sus causas, pero también de las opciones que tenés a tu alcance para solucionar este problema. Como ya sabes, la edad es un factor crucial a la hora de buscar un embarazo. Es por ello que la planificación y la prevención son tus mayores aliadas.

Se recomienda visitar al ginecólogo una vez al año desde la adolescencia o, en defecto, desde el inicio de tu vida sexual. Un chequeo básico y periódico te ayudará a detectar o controlar las diversas afecciones —tanto infecciones como inflamaciones— ginecológicas que podrías llegar a padecer.

De hecho, algunas de estas enfermedades o padecimientos podrían acarrear consecuencias importantes como la infertilidad. Es importante que este chequeo incluya un examen clínico completo, desde ecografías vaginales hasta controles mamarios.

En ese sentido, ¿sabías que la vacuna de la rubéola —que proporciona protección para toda la vida—, es el único modo de prevenir la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita? Esta es una enfermedad que afecta tanto a las pacientes como a sus hijos recién nacidos.

De hecho, el Síndrome de Rubéola Congénita puede provocar un aborto espontáneo y muerte al nacer. Además, aumenta las probabilidades de que el bebé nazca con sordera, ceguera o defectos cardíacos.

¿Qué más podes hacer? En principio, ¡controlá tu peso! Está comprobado que las mujeres con mayor índice de masa corporal suelen tener más dificultades para lograr un embarazo. El exceso de grasa está asociado a fallas ovulatorias. A su vez, las mujeres con sobrepeso suelen tener más complicaciones durante el embarazo. Estas tienen mayores posibilidades de padecer de diabetes gestacional e hipertensión, por ejemplo.

No consumas alcohol en exceso. Tampoco es recomendable que fumes o que uses drogas ilegales. Las adicciones suelen tener consecuencias en la fertilidad porque las sustancias tóxicas comprometen el correcto funcionamiento de los ovarios. Por otro lado, estos hábitos también provocan abortos espontáneos, dificultan la concepción y son una causa de la menopausia precoz.

Comé sano y realizá actividades físicas, sobre todo si ya estás buscando el embarazo. Es aconsejable que sigas una dieta equilibrada consistente en su mayoría de frutas, verduras de hojas verdes y cereales —alimentos ricos en hierro y ácido fólico—.

¿No estás buscando un embarazo… por ahora? Usá anticonceptivos de barrera como el preservativo. Algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) provocan complicaciones a la hora de conseguir un embarazo, siendo la más frecuente la obstrucción en las tropas del Falopio.

Está atenta a cualquer singo de alerta. Un dolor menstrual que te incapacite por completo puede ser síntoma de endometriosis, enfermedad que es causa de infertilidad femenina. La falla ovárica prematura también es causa de infertilidad antes de lo previsto —es decir, la llegada la menopausia—.

Ahora bien, ¿Qué podes hacer si ha llegado el momento y no logras quedar embarazada? Hace una década se solía decir que una pareja debería esperar un año antes de consultar a un especialista.

Hoy en día, sin embargo, se ha demostrado que pasar seis meses sin éxito en tu búsqueda es una muy buena razón para que acudas a una clínica de fertilidad en busca de ayuda. De hecho, este corto lapso de tiempo es suficiente para detectar más 65% de parejas con problemas de infertilidad.

En Genaden te ofrecemos una opción: la ovodonación. ¿No sabés en qué consiste? Acá podés informarte un poco más. Si seguís con dudas, ¡agendá una asesoría con nosotros!

¡Solo tenés que hacer clic acá!

Deja un comentario