logo-extiende

LA GRAN GUÍA DE:

LA REVOLUCIÓN CONTRA EL RELOJ BIOLÓGICO

Introducción


Una guía con todo lo que necesitas saber para sumarte a la revolución y extender tu fertilidad.

¿Es una verdadera revolución?

¡Sí!  y está en marcha hace algunos años. Se trata de la continua expansión de posibilidades para mujeres de todo el mundo, quienes junto con su deseo de innovar, crear, y romper los moldes tradicionales se animan a informarse y aprovechar los últimos avances de la medicina.

Hablaremos de muchos aspectos importantes para que las mujeres modernas puedan sentirse realizadas y cumplir sus objetivos de vida sin tener que sacrificar sus convicciones o sufrir en el proceso.

Entre ellos el más relevante :

El congelamiento de óvulos: una técnica que permite conservar a temperaturas bajísimas los óvulos humanos por un período extraordinario de tiempo, lo que significa prolongar la vida reproductiva de la mujer más allá de los límites naturales.

De esto hablamos cuando nos referimos a extender tu fertilidad, se traduce a extender el tiempo en el cual podés ser madre, extender el tiempo para que logres todo aquello que te propones, sin preocuparte del Reloj Biológico.

1. ¿Qué es el Reloj Biológico?


Quizá ésta sea la pregunta más importante

De hecho veremos que la falta de conocimiento sobre lo que realmente implica el Reloj Biológico es la principal causa de que sigamos sufriendo sus consecuencias. Por ejemplo: todas sabemos que la infertilidad femenina se alcanza con la llegada de la menopausia, aproximadamente a los 50 años de edad. ¿Verdad?

No exactamente, por el contrario,la mayoría de las mujeres pierden la capacidad de tener un embarazo exitoso mucho antes de que llegue la menopausia.

La pérdida de la fertilidad no es verdaderamente un suceso repentino, es más bien un proceso que va junto con el aumento de la edad.

Para entender esto mejor hay que hablar de la Reserva Ovárica, y el efecto que el Reloj Biológico tiene sobre ella.

La Reserva Ovárica

Como en muchos aspectos de la vida, la reserva ovárica tiene dos caras interrelacionadas: por un lado la cantidad, y por otro la calidad. Ambos aspectos son de extrema importancia:

Cantidad

Las mujeres nacemos con un número determinado de ovocitos: dos millones, aproximadamente. Un ovocito es un óvulo inmaduro, y estos dos millones son los únicos que tendremos durante toda nuestra vida.

Esto es lo que se conoce como reserva ovárica, la cantidad de ovocitos contenidos en los ovarios femeninos que son capaces de madurar y ser ovulados durante un momento determinado de la vida de una mujer.

¿Las malas noticias? La reserva ovárica irá disminuyendo poco a poco desde la infancia y luego más rápidamente a partir de la primera ovulación:

  • Al inicio de la pubertad, la reserva ovárica se habrá reducido hasta unos 400.000 o 500.000 ovocitos.
  • A partir de este momento, durante cada uno de los ciclos menstruales solo unos 400 o 500 ovocitos madurarán, uno por cada menstruación.
  • Esta dinámica continúa hasta llegar a su agotamiento, que se produce entre los 45 y 55 años, dando comienzo a la menopausia.

Calidad

Lamentablemente el efecto del Reloj Biológico sobre la reserva ovárica no se termina en una disminución en número de ovocitos.

El paso de los años también causa el envejecimiento de estos ovocitos.¿Que quiere decir esto? que los óvulos maduros van perdiendo algunas de las características que aseguran su buen funcionamiento. Esto tiene dos consecuencias:

  1. Se hace más difícil que los espermatozoides fecunden con éxito el óvulo.
  2. Aunque se logre el embarazo, aumenta el riesgo de que el bebé nazca con un desorden cromosómico. Por ejemplo, el Síndrome de Down.

Desde los 35 o 37 años, se produce un considerable descenso en la reserva ovárica no sólo en términos de cantidad, también de calidad.

¿Qué nos tiene que quedar de todo esto?

Las mujeres solemos alcanzar nuestro pico de fertilidad a mediados de los 20 años. A partir de ese momento, la fertilidad comienza a descender, ¡en cantidad y calidad!

Aún peor, a partir de los 35 años este descenso se acelera considerablemente.

2. Los problemas médicos de
retrasar la maternidad


Ya sabemos que es el Reloj Biológico y que efectos tiene sobre la Reserva Ovárica en términos de cantidad y calidad.

Pero, cuando hablamos de los problemas que puede significar un embarazo tardío ¿De qué estamos hablando?

Síndrome de Down

Los trastornos cromosómicos son más frecuentes en los niños de madres tardías. La alteración más conocida es el Síndrome de Down:

  • Las mamás de 25 años tienen una probabilidad entre 1260 de que su bebé nazca con Síndrome de Down.
  • Las de 30 años, una entre 952.
  • Las de 35, una entre 378.
  • Las de 40, una entre 106.

Otros trastornos cromosómicos:

- Síndrome de Edwards

- Síndrome de Patau

Hay más probabilidades de sufrir de hipertensión o diabetes:

  • Las madres primerizas de más de 40 años tienen un 60% más probabilidades de desarrollar este tipo de enfermedades que las madres de 20 a 30 años.

La Menopausia Precoz

Otro de los peligros a los que nos exponemos al retrasar el embarazo es el de la Menopausia Precoz: 1 de cada 100 mujeres puede sufrir de menopausia precoz antes de los 40 años. Esta cifra puede parecer pequeña... siempre y cuando no te pase a vos.

¿Cuales son las posibles causas de la menopausia precoz?

1. Genética

Entre el 5 y 30% de las mujeres afectadas por la menopausia precoz tienen algún miembro de la familia que también posee la misma condición. Si varios familiares han sufrido de esto, hay muchas probabilidades de que te ocurra lo mismo.

Un fallo en los cromosomas puede provocar una mujer nazca con un defecto en los ovarios, ocasionando que la cantidad de folículos ováricos sea menor a la normal o que estos se agoten a un ritmo mayor, acabando con las reservas de óvulos a una edad más temprana.

2. Malos Hábitos

El consumo de drogas, el cigarrillo o el alcohol puede afectar la producción de óvulos, pues atacan directamente a los ovarios de la mujer. Las mujeres fumadoras tienen una mayor probabilidad de sufrir de menopausia precoz —entre 2 a 5 años antes que la mujer no fumadora

3. Tratamientos Médicos

Puede estar ligada a razones médicas como los tratamientos para combatir el cáncer—quimioterapia y radioterapia—. Es posible que en casos como este los ovarios puedan volver a funcionar después de algún tiempo (esto depende de varios factores como la edad, los tipos de medicamentos suministrados y la dosis utilizada).

Las complicaciones de salud tanto para madres como sus bebés aumentan exponencialmente con la edad y el paso del tiempo, esto es un hecho, y comienza a ocurrir antes  y más rápido de lo solemos pensar.

3. Las Mujeres y el Reloj Biológico


La maternidad es un factor central que siempre ha estado en el ojo público, hace algunos años ser madre era considerado como el fin último de una mujer.

El avance del tiempo y el efecto que el Reloj Biológico tiene en nuestros cuerpos es un fenómeno que siempre acompañó a la humanidad, y en especial a las mujeres, influenciando su rol en la sociedad.

Con los años, vamos entrando en la vejez y lo mismo pasa con los óvulos. Esto significó para muchas mujeres dejar de lado aspiraciones o carreras por convertirse en madre a tiempo completo.

Avances en la ciencia y medicina, así como un esforzado cambio en la mirada de la sociedad sobre el rol de la mujer, permitieron que hoy en día la maternidad sea postergada y que las mujeres están tomando en sus manos compromisos y luchas que antes no tenían.

Cada vez son más las mujeres que postergan la maternidad por razones muy variadas; estudio, carrera, viajar, tener tiempo para disfrutar de lo que las hace sentirse realizadas, esperar a estar seguras de encontrar a la persona indicada, o simplemente no querer tener hijos por el momento. Así son las mujeres modernas de hoy.

Este cambio en aspiraciones y forma de vida que experimentaron las mujeres hace que existan muchos casos diferentes de mujeres que aún no quieren tener hijos, pero quisieran tener la posibilidad en el futuro, las siguientes tres mujeres: Caro, Sofía, y Vero son historias como las que solemos encontrarnos, y con las que la mayoría de las mujeres podemos identificarnos en varios aspectos:

2-1

Caro

38 años

Es una apasionada psicóloga freelance, que ama su carrera y siempre quiere mejorar como profesional. Le gusta leer en su tiempo libre, nos cuenta en un tono alegre y descontracturado. Con una sonrisa nos dice que está en pareja hace pocos meses, que está muy contenta. Cuando le consultamos si quería tener hijos nos respondió:

“La verdad es que siempre es una posibilidad, como algo pendiente... Lo que pasa es que no quiero que sea algo de apurada, quiero estar antes en una relación asentada y contenta con donde estoy en mi laburo, no es algo para hacer a la ligera.”

3-1

Sofía

36 años

Actualmente está soltera, y es lo que llamaríamos una auténtica “mujer ejecutiva”, egresada de economía con un postgrado en finanzas, es gerente financiera de un fondo común de inversión. Divide su tiempo entre su carrera, capacitarse más como profesional, hacer deporte, salir con sus amigas o viajar.

“Siempre estoy haciendo algo, tengo un proyecto en mente, es decir, no es que no lo haya pensado, sino que no sé, todavía no se dió. O sea, quizá si en el futuro lo siento, y conozco a la persona indicada, y que no se sienta intimidado por mi personalidad.”

1-4

Vero

32 años

 Está soltera y tiene una historia médica que puede complicarle tener hijos en el futuro, se sometió a un tratamiento exitoso contra el cáncer hace algunos años, y encima nos cuenta que su mamá tuvo menopausia precoz.

“Sé que quizá se me complique tener hijos, y no soy de las personas que dejan las cosas al azar. Lo pienso mucho. Mientras más espere menos chances tengo de quedar embarazada, es un poco estresante la verdad, porque también tengo mi trabajo, y tampoco es que conocer a alguien para empezar una familia sea fácil, no es algo que decidís y pasa.”

Todas somos distintas, pero nos vemos expuestas a presiones similares

Aún hoy es difícil ser mujer y haber alcanzado cierta edad sin que nos inunden con preguntas como -¿Para cuando el casamiento?- o -¿Cuándo vas a tener hijos?-. Quién no tiene una amiga que no deja de hablar de sus hijos y repite mil veces estas mismas preguntas.

Tener que lidiar con lo complicado que es encontrar una pareja que creamos correcta, sentirnos presionadas porque el tiempo pasa, y la opción de tener hijos en el futuro parece cada vez más un imposible que simplemente debemos aceptar. Todo esto sin perderle pisada a nuestras carreras y estado físico. Estas cosas nos aquejan a todas por igual y  no nos deja vivir en paz.

Pero así como nos une la exposición al paso del tiempo y al accionar del Reloj Biológico, también nos une el desconocimiento respecto a qué herramientas tenemos para liberarnos de estos problemas y ganar más tiempo para poder tener, de así quererlo en el futuro, embarazos seguros y saludables.

4. Extender Tu Fertilidad con el
Congelamiento de Ovulos


El pilar de la Revolución Contra el Reloj Biológico

El congelamiento de óvulos es nuestro mayor avance contra los efectos del Reloj Biológico en nuestra fertilidad. Su popularización y perfeccionamiento en los últimos años significó una revolución para la vida fértil de miles de mujeres alrededor del mundo solo comparable con la llegada de la píldora anticonceptiva.

Desde el primer caso en 1986, la popularidad de la Criopreservación ovocitaria fue creciendo, y lo que alguna vez supo ser una opción de lujo por sus altos costos, hoy en día es una gran opción por su accesibilidad, sobre todo para aquellas mujeres que por razones sociales o médicas prefieren asegurar su fertilidad y ganar tiempo hasta tener pareja estable o un mayor avance en sus carreras profesionales.

¿Cómo es el proceso de Congelamiento de Óvulos?

  1. Lo primero que se hace es evaluar tu reserva ovárica, es decir, la cantidad de óvulos que tenés disponibles. Esto se hace mediante una ecografía y análisis de sangre.
  2. Luego se sigue con una estimulación ovárica con fármacos que simulan el ciclo hormonal, para lograr el desarrollo de múltiples óvulos maduros
  3. Después de estos chequeos rutinarios, entras a la fase de la recuperación de óvulos. Esta consiste en un proceso ambulatorio donde se te aplicará anestesia para poder recuperar —o sea, extraer— los óvulos mediante guía ecográfica. Después de 2 horas de finalizada la intervención se te otorgará el alta médica.
  4. Por último, se procede a la preservación de los óvulos mediante el congelamiento de los mismos. Es en este momento donde los óvulos maduros son vitrificados para que mantengan su calidad durante años.

Estos óvulos son utilizados en el momento deseadoconservando la capacidad reproductiva de una mujer joven.

¿Cuál es el impacto?

  • Mujeres de 35 años que criopreservan 10 óvulos tienen un 69% probabilidad de embarazo en el futuro.
  • Aquellas que realizan la criopreservación de 20 óvulos logran un 90%.
  • Con 30 óvulos, existe un 97% de probabilidad de embarazos a futuro.

Cada mujer tomará la decisión sobre cuántos óvulos quiere criopreservar, pero la regla general para todas es que a menor edad es mayor la cantidad y mejor la calidad de los óvulos que se recuperan.

Estos óvulos pueden ser usados hasta que la mujer cumpla 50 años, dándole la oportunidad de ser mamá cuando ella lo decida.

A pesar de que el beneficio  es grande, muchas mujeres se sienten cohibidas por los mitos sin fundamentos alrededor de esta práctica.  

Una de las primeras cosas que debés saber es que cada tratamiento funciona diferente dependiendo de diversos factores, como la salud o la edad.

Es necesario comprender que para que este tratamiento sea efectivo la edad en la que criopreserves tus óvulos es importante. Esta técnica no es una solución de último momento, debe ser planificada con antelación para asegurar los mejores resultados posibles.

Lo óptimo es que se preserven los óvulos antes de los 35 añosya que después de esta edad disminuye la cantidad y la calidad de los mismos, ¡pero no es  necesariamente un caso perdido!

El congelamiento de óvulos empezó como un privilegio desconocido, al cual accedía poca gente, como grandes celebridades que a su vez dieron testimonios pioneros de su éxito. Hoy en día es accesible y útil para todas las mujeres.

Si todavía no estás segura de si la criopreservación es para vos, descargá nuestro eBook y aprendé cómo podés detener tu reloj biológico mediante el congelamiento de óvulos.

La gran diferencia entre la congelación y la vitrificación

 

La criopreservación ha ido evolucionando y mejorando hasta llegar a ser la forma más eficaz y segura de preservar la fertilidad femenina.

La vitrificación es muy parecida a la congelación. De hecho, son términos que se suelen usar sin distinción. Sin embargo, es necesario conocer la diferencia, ya que el primero es mucho más efectivo a la hora de lograr su objetivo: conservar los óvulos en buen estado durante un período de tiempo indefinido.

Con la congelación existe la posibilidad de que los óvulos sean dañados durante el tratamiento. Sus estructuras celulares pueden sufrir porque, durante la congelación, los óvulos no son enfriados lo suficientemente rápido.

La vitrificación, da más garantías respecto a la integridad de la estructura celular de cada óvulo que se congele. La tasa de supervivencia de los óvulos es mucho mayor, de al menos un 90%.

A diferencia de la congelación de óvulos, que se hace de forma relativamente lenta en cuanto al enfriamiento de los gametos, la vitrificación es muchísimo más rápida. De esta forma, se evita que se produzcan cristales de hielo en el agua de los óvulos.

  • Los óvulos son las células humanas más grandes y, en consecuencia, son las que más agua poseen. Con la formación de cristales de agua, la célula pierde sus propiedades y disminuyen sus probabilidades de ser fecundada exitosamente.

Con esta técnica es más probable obtener un embarazo exitoso derivado de un único ciclo de estimulación ovárica.

Es el método que se ha hecho fundamental en la medicina reproductiva de hoy en día.

En los últimos 10 años se ha estado desarrollando mucho más hasta el punto de dejar de ser considerado como un procedimiento experimental por su alta demanda. Sobre todo entre parejas jóvenes que aún no quieren tener hijos pero no descartan esa posibilidad.

5. El plan para extender tu vitalidad


El enfoque multifacético contra el Reloj Biológico

El congelamiento es sin dudas el paso más grande que cualquier mujer puede dar para liberarse de las ataduras del Reloj Biológico, pero no es el único. Comer sano, ejercitarse, crecer profesionalmente, estar bien con una misma, sentirse contenida, son todos factores que no solo hacen a tu felicidad, sino que impactan directamente en tu fertilidad y salud futura.

¿Cuales son los impedimentos que solemos tener para conseguir este equilibrio?

  • Primero, el desconocimiento de todo lo que podemos hacer en el día a día para estar mejor. Pero sobre todo el desconocimiento sobre lo real y accesible que es la criopreservación de óvulos como opción.
  • El pensar que solo con una rutina de ejercicio y buena alimentación basta para estar saludable. La realidad es que si bien estos factores influyen, no serán por si solos determinantes para conservar tu fertilidad.
  • El prejuicio. Muchas mujeres ven la ciopreservación como algo para casos especiales y que no se aplica a mujeres relativamente sanas. Cuando la realidad es que el Reloj Biológico y la disminución de la Reserva Ovárica nos afecta a todas y desde temprano.

¿Por donde empezar? Te sugerimos lo siguiente:

  • Infórmate. Averigua todo lo posible sobre como mantener tu salud fértil y sobre la criopreservación como garantía de la misma.
  • Empezá por hacerte un chequeo de tu reserva ovárica, ¡es muy simple!
  • Busca mejorar tus hábitos de alimentación.
  • Busca lograr una rutina de ejercicio que se adapte a tu día.
  • Aprendé como sentirte realizada tanto en el ambiente laboral como en el de las relaciones.

En esta página queremos ayudarte con todos estos puntos, ya estás acá, es decir que ya empezaste a informarte ¡excelente! También te acercamos la posibilidad de que reserves un turno para chequear tu reserva ovárica sin cargo:

CONOCÉ TU RESERVA OVÁRICA SIN CARGO

Además, seguiremos haciendo un repaso por los diferentes aspectos de la vida de una mujer moderna y como estos se tocan con su fertilidad y el fantasma del Reloj Biológico.

6. Alimentación y Ejercicio


Empezá el cambio en tu día a día

Es fundamental que la mujer cuide y esté atenta con sus óvulos. ¡Hay muchas maneras para hacerlo! Siempre nos podemos cuidar un poquito más: la comida y el ejercicio no son la excepción.

La dieta puede favorecer la fertilidad. Incluso, existen alimentos específicos que pueden ayudar a un mejor cuidado de la salubridad de los óvulos y los ciclos fértiles femeninos.

Dieta Saludable

Las dietas mediterráneas son muy buenas a la hora de mejorar la fertilidad. Estudios hechos en la Universidad de Navarra y en Harvard han concluido que las frutas, el pescado, las verduras y las legumbres son parte de una dieta que ayuda a preservar el buen estado de la fertilidad de una mujer.

Alimentos como la palta fortalecen la calidad de los óvulos porque contiene gran cantidad de grasas sanas y mucha vitamina E.

Las frutas, a su vez, ayudan al buen desarrollo del organismo. Esto se debe a que tienen un alto contenido de vitaminas que son necesarias para una excelente salud.

Las nueces, los arándanos y las lentejas también son conocidos por ayudar a las mujeres a conservar su capacidad reproductiva en estado óptimo. Son alimentos altos antioxidantes, hierro, ácido fólico y ácidos grasos Omega-3.

El Ejercicio

Cuidar el peso es una forma de cuidar de la fertilidad. Pesar más o menos de lo adecuado o ideal puede ser perjudicial a la hora de tener un embarazo. Suele dificultar las cosas.

El Sobrepeso:

  • Aumenta el riesgo de las malformaciones, partos prematuros y, además, puede causar diferentes enfermedades en la madre.
  • Puede ser el causante de fallos en la ovulación y hace que las mujeres sean más propensas de diabetes gestacional e hipertensión.


El excesivo bajo peso:

  • Puede reducir la producción hormonal, alterar la ovulación y afectar la disponibilidad del revestimiento uterino, haciendo que sea mucho más complicada la fijación de un embrión.

No quedan dudas entonces de la importancia de cuidar tu alimentación y estado físico desde temprano. Pero, aunque tus óvulos estén en perfecto estado, igual tienen una vida útil y finita, por esta razón es esencial que no solo los cuides, también debes buscar maneras de preservarlos para contrarrestar los efectos del reloj biológico.

7. Pareja


Las mujeres somos cada vez menos conformistas y más decididas. Esto se refleja en otros aspectos de nuestras vidas como la elección de una pareja.

Hoy en día a las mujeres nos cuesta más encontrar pareja. Estamos posponiendo nuestra maternidad no solo por razones educativas o profesionales, también lo hacemos porque no tenemos una pareja estable con la que nos sintamos seguras para formar una familia.

Esto no es un problema. Todo lo contrario, encontrar a la persona ideal para formar una vida juntos es más que recomendable.  Sin embargo, mientras eso sucede el reloj biológico sigue corriendo.

 

 

¿Por qué tardamos tanto en conseguir a nuestra pareja perfecta?

Hay que repasar cómo se comportan las mujeres modernas. Hay muchas categorías posibles con las que te podés sentir identificada:

  • Valoramos los pros y los contras de cada decisión que tomamos en nuestras vidas, somos muy analíticas.
  • Una característica fundamental que compartimos es que no nos comprometemos donde no podemos crecer personalmente.
  • Nos sentimos cómodas estando «solas», estamos seguras mental y emocionalmente como para valernos por nuestra cuenta.
  • No necesitamos a alguien a nuestro lado para vernos como mujeres completas y realizadas.En realidad, buscamos a alguien que nos complemente.
  • Somos objetivas y no nos dejamos influir o manipular por los sentimientos de otras personas —incluidos los hombres, por supuesto—.
  • Aún más importante, no queremos ser privadas de nuestra libertad bajo ningún concepto.

En esa línea, a veces nos encontramos solteras porque así lo hemos decidido, queremos tiempo para nosotras y para tener las ideas claras. A veces una pareja no es algo que estemos buscando activamente, no es un objetivo que tengamos en mente.

De hecho, estamos seguras que ser esposa o madre no es incompatible con nuestras aspiraciones actuales. Sucede que no es una prioridad en este momento. Pero eso no significa que la idea esté descartada por completo.

Aún así, debemos estar conscientes de algo más: incluso aunque tener hijos no sea algo que nos preocupa actualmente, puede ser algo que nos inquiete más adelante cuando finalmente estemos con quien deseemos. Es por ello que no está de más que seamos precavidas y tomemos algunas medidas desde este momento.

Aunque no tengas planeado ser madre en un futuro próximo, puede que te preocupe la idea de no conseguir a la persona adecuada o quedarte corta de tiempo cuando sí lo desees. ¡El congelamiento de óvulos siempre será una opción que podes considerar! 

8. Desarrollo profesional


Una carrera universitaria, un empleo satisfactorio y, finalmente, una pareja perfecta

Estos son —al menos los dos primeros con total seguridad— los objetivos de la mayoría de las mujeres modernas.

Esto significa que probablemente las mujeres no empezamos a pensar intensamente en la posibilidad de tener hijos hasta pasados los 30 años. Sin embargo, como ya hemos visto, para ese momento es posible que encontremos unos cuantos obstáculos.

Aún así, el hecho que tengamos obstáculos en este tema en particular no significa que debamos renunciar a nuestros sueños y aspiraciones. ¡La ciencia y la tecnología están de nuestro lado!

Podemos conquistar el mundo profesional sin preocuparnos por el futuro de nuestra fertilidad, solo hay unas cuantas precauciones que debemos tomar:

De hecho, por primera vez en la historia, las mujeres están a la par de los hombres en fuerza laboral de la mayoría de los países del globo.

  • En Argentina un 58% de nuestras empresas tienen al menos una mujer en la alta dirección. Además, el 23% de los puestos directivos de estas empresas están ocupados por mujeres. Otros países de la región también muestran datos positivos.

Las empresas también miran a la diversidad de género como un elemento vital para su diferenciación con respecto a la competencia. Un equipo diverso e inclusivo representa un fuerte atractivo delante de potenciales clientes.

Nosotras mismas tenemos el poder de romper el molde, de cambiar los estereotipos más tradicionales, hay ejemplos extraordinarios de mujeres que han logrado hacerlo. Empezamos desde la misma infancia.

Los colegios también tienen un papel importante que jugar en este cambio cultural y social.

Más adelante, somos nosotras mismas las que, en universidades y empresas, desempeñamos un rol vital para garantizar que toda mujer está a la par que el hombre para lograr todos sus sueños y metas.

Hemos luchado tanto por ese objetivo que obviamente no queremos sacrificarlo, incluso en beneficio de otro como puede ser alcanzar la maternidad. Sin embargo, ¡no es problema!

Gracias a avances científicos como el de la criopreservación tenemos el tiempo para tomarnos las cosas con calma.

Tal vez no queramos ser madres en este momento, ¡pero no perderemos la oportunidad!

9. Conclusión


¡Sumate a la Revolución!

Hemos repasado muchos aspectos que hacen a lo que llamamos la Revolución Contra el Reloj Biológico, se trata de la innovación médica y científica, pero sobre todo de una actitud hacia la vida.

No nos conformemos con los límites que nos vienen dados, con información y dedicación podemos superar barreras que parecían infranqueables. Tomemos las acciones que van a mejorar nuestra calidad de vida, nuestro futuro. Animémonos a sentirnos realizadas.

En Genaden acompañamos a estas mujeres. Sí no pensado en la maternidad justo en este momento, pero te gustaría tener la posibilidad en el futuro. ¡Te ofrecemos más tiempo del que creías posible!

Nuestra clínica de fertilidad tiene a un equipo de especialistas dispuestos a responder cualquier duda que tengas.

No te duermas y dejes que el Reloj Biológico cause sus efectos sobre tu fertilidad ¡Agendá una asesoría sin cargo!

¡Descargá esta guía gratis!

Todos los puntos que repasamos en un mismo eBook.

¡Solo llená el siguiente formulario!