¿Pospusiste la maternidad? Aún pódes ser madre

Las mujeres retrasan cada vez más su maternidad. Este es un hecho que salta a la vista tanto en clínicas de fertilidad como en las salas de espera de consultas obstétricas.

El aumento de la edad de emancipación, debido a la prolongación de los estudios, y las exigencias de una carrera profesional se suelen citar como las causas principales de este fenómeno.

Sin embargo, nuevos estudios apuntan a una razón completamente diferente: las mujeres no están posponiendo su maternidad por razones educativas o profesionales —como habitualmente se asume—, lo hacen porque no tienen una pareja estable con la que se sientan seguras para formar una familia.

Dentro de esos estudios se incluyen  nuevas investigaciones en Israel y Estados Unidos. La profesora Marcia Inhorn, antropóloga de la Universidad de Yale, entrevistó junto a sus colegas a 150 mujeres de estos dos países.

Este fenómeno parece repetirse en todo el mundo, no solo en Estados Unidos. El Centro para la Investigación Familiar de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) realizó un estudio que arroja datos similares dentro de la población de Europa.

¿Querés hablar con un experto en ovodonación? Hacé una cita gratuita acá 

Ciertamente hay un considerable número de mujeres solteras, exitosas y sin hijos que ya alcanzaron los 40 años de edad. Muchas de ellas están acudiendo a clínicas de fertilidad para saber más sobre sus opciones  reproductivas. Es posible que vos también seas una de ellas. Si este es el caso, sabé que la ovodonación es una opción.

Pero, ¿por qué debes recurrir a la ovodonación si ya llegaste a los 40? Cada mujer nace con una reserva ovárica de unos dos millones de óvulos, estos serán todos los que tendrá durante toda su vida.

La edad es el principal factor que debés tomar en cuenta. A medida que crecés, tus óvulos disminuyen en cantidad y calidad. En consecuencia, no solo será más difícil que logres un embarazo, también es más probable que tu bebé nazca con algún desorden cromosómico como el Síndrome de Down.

De hecho, a los 25 años tenés 25% de probabilidades por ciclo de lograr un embarazo. Diez años después, apenas tendrás un 5%.

Como consecuencia, lo más probable es que necesites de un tratamiento de reproducción asistida. Otro dato que debés tener en cuenta es que, a partir de los 40 años, prácticamente ninguna mujer que se esté sometiendo a estos tratamientos lo está haciendo con óvulos propios.

Si ya estás transitando los 40, y no podés quedar embarazada, la ovodonación es el método ideal para contrarrestar ambos inconvenientes.

Tu sueño de ser madre no es incompatible con que hayas priorizado desarrollar una vida profesional o esperar al «hombre perfecto». Recurrir a la ovodonación es una posible solución, y además, una de las más atractivas.

En Genaden estamos conscientes de las necesidades y los retos de esta nueva generación. Es por ello que nuestros servicios están orientados a aquellas mujeres que desean formar una familia. ¡Contá con nosotros!

Hacé una cita gratuita con nosotros, solo tenés que darle clic acá

Deja un comentario