La presión de tener hijos: debe ser una elección. Hoy lo es gracias a la ovodonación

Se suele asumir que toda mujer va a tener hijos. Parece que la norma es que deben formar una familia. Por supuesto, en muchos casos es así. Una gran cantidad de mujeres lo tienen claro desde jóvenes — desean ser madres, es una meta para ellas.

Pero, ¿qué sucede con aquellas que no comparten este sueño?, o aún peor, ¿aquellas que no pueden cumplirlo naturalmente? Sufren de algunos cuantos prejuicios. Como ser acusadas de no querer pasar por el dolor del parto, o por el trabajo de tener que criar y mantener a un hijo.

En el peor de los casos, se las puede ver como egoístas, que no quieren «arruinar su cuerpo» o «dejar de tener una carrera exitosa». Pero, aún peor, se las tortura con la eterna pregunta: «¿Cuando vas a tener hijos?».

Mujer Trabajando

El prejuicio

Ciertamente, la reproducción de nuestra especie y, por consiguiente, la maternidad, es una parte esencial de la humanidad. Sin embargo, no es el único aspecto importante de la vida humana, y es por ello que no necesariamente todo el mundo debería estar interesado en ello.

Cada mujer tiene —o debería tener— el derecho de elegir libremente y sin presiones cómo desean planificar su vida y el lugar que quiere tener en el mundo. En resumen, cómo vivir su vida. La maternidad no es la única forma de contribuir al desarrollo de una sociedad.

Incluso aunque los tiempos han cambiado —hay más padres solteros, parejas sin hijos y familias con padres del mismo sexo—, que una mujer no tenga hijos, no se ve como algo «normal». Muchas de ellas deben enfrentarse a ser juzgadas por conocidos y desconocidos.

Esto también va unido a la idea que tiene la gente de la adultez: buscar una pareja, comprar una casa, tener hijos. Esta idea va quedando cada vez más obsoleta.

Claro que no hay nada de malo en aspirar a todo eso, pero los estándares sociales están cambiando lento pero seguro gracias a aquellos que desean la libertad de ser ellos mismos, sin compromisos ni ataduras.

¿No querer tener hijos es una tendencia?

Abandonar la idea de la maternidad parece ser una tendencia desde el año 2014, de acuerdo a Psychology Today. Hay muchas razones que causan este cambio en la forma de pensar de hombres y mujeres.

En primer lugar, los adultos más jóvenes están preocupados por el estado actual de nuestro planeta. Problemas como el cambio climático y la sobrepoblación suelen rondar en las mentes de aquellos que crecieron escuchando y aprendiendo sobre estos fenómenos.

Sobrepoblación

También existe la creencia que comenzar una familia es algo que interfiere en el avance de la educación y el desarrollo profesional individual. Aún así, se ha señalado que otra causa aún mayor es que las mujeres no están consiguiendo a la pareja ideal para buscar un embarazo. Otros, por otro lado, piensan que tener hijos podría tener un impacto negativo en la pareja.

En cualquier caso, lo que está claro es que tener hijos es un gran compromiso. Uno que requiere el 100% de atención por parte de los padres. Tal vez es por eso que, actualmente, las personas toman la paternidad como un asunto muy serio, y que debe ser manejado con cuidado.

Hoy en día existe muchísima más información sobre temas como la fertilidad o los problemas que pueden surgir durante el embarazo. Estos datos están al alcance de cualquiera, y podrían ser una de las causas para que las personas decidan dejar de un lado la paternidad, ya sea temporal o definitivamente.

La presión recae sobre la mujer

Incluso con toda la información que existe, las mujeres son las más afectadas por la presión que es ejercida sobre aquellas personas que no tienen hijos al alcanzar cierta edad.

Esta condición parece ser interpretada como una forma de negarse a cumplir su rol asignado en la sociedad. Son vistas como mujeres «incompletas». El origen de esta presión es, probablemente, que hasta no hace mucho se creía que la misión de las mujeres era traer hijos a este mundo.

Mujer Sin Hijos

De hecho, en el pasado, prácticamente la única forma de medir el éxito de una mujer era su capacidad para concebir y dar a luz hijos sanos —lo cual también es terrible para aquellas que sí lo desean pero no pueden quedar embarazadas—.

¿Qué pasa con quienes quieren ser madre pero no pueden?

También está la otra cara de la moneda: esas mujeres que sueñan con ser madre pero no pueden lograrlo de forma natural, y son las principales victimas de la pregunta, «¿Cuando vas a tener hijos?». Las causas de la infertilidad son muchas —un fallo ovárico prematuro, haber pasado por un tratamiento oncológico, o enfermedades como la endometriosis— pero el factor definitivo es la edad.

Como ya sabés, existe una relación inversamente proporcional entre la edad de una mujer y su capacidad de tener hijos. Para resumir, a medida que envejeces tus óvulos también lo hacen, y ya no son tan efectivos para lograr un embarazo.

Este hecho biológico se une a otro de carácter social que también hemos visto: las mujeres están posponiendo su maternidad cada vez más.

Una vez que alcanzan los 40 años, es probable que ya se sientan listas para ser madres. Sin embargo, es posible que ya no estén en condiciones de serlo, incluso aunque no hayan llegado a la menopausia.

Prueba De Embarazo

¿Es ese tu caso? ¡Bajo ningún motivo debés renunciar a tu sueño! Actualmente, la medicina reproductiva ha avanzado muchísimo en el campo de la reproducción asistida. Hoy, los avances médicos hacen que ser madre sea una verdadera elección, por sí o por no.

Dentro de esta materia, la donación de óvulos destaca como una de las técnicas más efectivas —o sea, su tasa de éxito es una de las más elevadas—. Este procedimiento usa óvulos donados —lo que se traduce en células jóvenes y sanas— para que puedas lograr un embarazo seguro.

Gracias a la ovodonación las mujeres pueden elegir el embarazo más que nunca, aun cuando esto no fuera posible naturalmente.

Seguí leyendo sobre la ovodonación y cómo este tratamiento ha crecido y evolucionado a través del tiempo.

¿Tenés dudas? Recordá que en Genaden disponemos de un equipo de especialistas en fertilidad dispuestos a ayudarte.

Podés agendar una asesoría sin cargo hoy mismo. ¡Te esperamos! Dale clic acá.

Deja un comentario